2:38 am


Mientras escucho algo de música acompañada de mi insomnio como siempre fiel y paciente, ahora me dedico a escribir que e meses no lo e echo, y es que la chispa juvenil se difumina como los colores en los dibujos que apenas y puedo sacar de mi mente, la inspiración se divaga cruelmente pero de todas formas sigue luchando.
La rutina cruel y fría, te devora y hace que de un momento a otro arrojes todo al basurero y te des cuenta que dentro de toda la basura se a creado un montón de insectos que vienen a devorarte o convivir un rato. Posiblemente pero aun no lo se.
Dentro de esto aun sigo pensando, tal vez ese es el problema, ahora inmersa en este departamento sola puedo pensar con calma y sentirme tranquila, el miedo es lo peor que te puede atormentar, las barreras mentales son tan fuertes como si una lanza de hierro te atravesase desde el torso hasta el coxis, lamentablemente el atrevimiento es condenado tanto como el raciocinio que te convierte en ser llamado, drogadicto, alcohólico o una persona muy extraña que en lugar de perder el tiempo en charlas sin sentido su mirada se dirige a otros lugares tan agobiantes dentro de sus propias ideas.
No hay mucho que explicar solo sentir, y vivir, como todo viene esto es solo una parte de las mil historias de una mente de 21 años que aun no sabe que le depara el mundo o ella que retos le imponga al mundo ¿?.

0 comentarios: